¿Por qué héacer un rebranding?

Como ya sabrás, recientemente fuimos nuestras propias clientas. Zuncho Studio hizo un rebranding después de 10 años, y sin duda fue una gran experiencia.

Esto nos llevó a ponernos del otro lado y a comprender mejor las dudas, miedos e inquietudes de las personas que acuden a nosotras para crear su marca.

Plasmar gráficamente una forma de sentirte, una personalidad, y unos valores de empresa en una marca, puede resultar bastante aterrador si no cuentas con la ayuda necesaria.

A pesar de todo esto, teníamos claro que era un proceso por el que teníamos que pasar, así que nos pusimos en marcha.

Como es habitual en nuestro proceso de creación, nos reunimos para hablar sobre las razones por las cuáles queríamos cambiar nuestra imagen, ahondar en nuestra trayectoria, nuestros valores, y lo que queríamos proyectar a nuestro mercado.

Lo primero que nos vino a la mente, es que el Zuncho que veíamos en todas nuestras aplicaciones, pertenecía a otra época, y no una época que quisiéramos olvidar, sino que era una estampa de un periodo en el que ya no nos sentíamos.

Si nos conoces un poco más a fondo, sabrás que nuestro equipo ha crecido, que hemos cambiado de ciudad algunas veces, que nuestros servicios han aumentado, y el formato en el que trabajamos estos años ha evolucionado. Nuestro estilo gráfico como estudio se ha reforzado y lo corroboramos con las personas que llegan a nosotras por nuestra esencia, una esencia que hacía falta en nuestra propia marca.

Continuamos el proceso haciendo nuestros moodboards, y poniendo en palabras y estilos lo que queríamos expresar. Lo que más nos gustó fue que todas teníamos el concepto claro, queríamos que Zuncho expresara: madurez, feminidad y profesionalismo.

Iniciamos el bocetaje, primero cada una como ejercicio personal para después compartir grupalmente y mezclar nuestras ideas. Al hacerlo, a todas las propuestas les faltaba algo, no llegaba a emocionarnos por completo. Fue hasta que reunidas, tomando un poco de esto y aquello, surgió la magia, y supimos que el nuevo Zuncho había nacido.

Nos sentimos completamente emocionadas, nos conectamos con todxs nuestros clientes cuando al ver su marca, sienten esa emoción de haber llegado al lugar adecuado.

Y es que no hay nada más gratificante, que sentirte conectada y alineada gráficamente con la profesional que eres, con la trayectoria de tu empresa y tus valores, con lo que quieres compartir con el mundo.

Y claro, las cosas no suceden por acto de magia, luego vino el cambio. Teníamos que actualizar absolutamente todo. Sin duda, una de las partes que más tiempo nos llevó, ya que al igual que tú, entre el trabajo, las tareas cotidianas, el tiempo personal y de descanso, parecía algo interminable.

Pero todo llega, y cuando por fin pudimos contarte y mostrarte todo, no existió un mejor sentimiento.

Esta es nuestra historia resumida en algunas palabras, queríamos compartirla contigo por que tal vez tú también estés pasando por lo mismo, y no logres tomar la decisión de hacer un rebranding.

Por último, queremos compartirte algunos síntomas que te ayudarán a identificar si estás listx para un rediseño de marca:

No te sientes conectadx en general con tu imagen.

Nunca la desarrollaste de manera profesional.

Tu negocio está entrando a una nueva etapa.

Te es difícil reproducirla en soportes físicos.

Solo cuentas con una versión de logotipo.

Estás expandiendo tus servicios y tu marca no los engloba.

No reflejas tus valores.

Sabemos que es un proceso que no solo requiere tiempo, sino también inversión económica, pero te aseguramos que todo valdrá la pena. Te sentirás más entusiasmadx y confiadx al mostrarte a los demás, pero sobre todo, atraerás a las personas correctas a tu negocio.

También te puede gustar

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.